Cada sábado de 10 a 11 hs. se reúnen en el Club Universitario para ejercitarse, divertirse y afinar la técnica. Se convirtió hace casi dos años en la primera experiencia de esta disciplina en la ciudad. Nació por iniciativa del profesor Federico Madariaga y hoy continúa también bajo la órbita de los profesores Mauricio Lezzieri.

Con el apoyo de la Federación Bahiense de Tenis (a través de Luis Tonin) y la posibilidad de que DUBA prestara las sillas de ruedas que se usan para jugar al básquet, se pudo realizar este tipo de disciplinas en la ciudad.

El 17 de octubre de 2015 fue la primera clase de tenis adaptado en la ciudad. Tenía dos alumnos: Uriel y Nicolás. Era el comienzo de algo más grande.

Con él colaboró mucha gente: el expresidente del Club Universitario, Matías Martínez y el actual, Jonas Godoy; Franco Cardelli, de la Comisión de Deportes y Andoni Irasusta el ex presidente de DUBA.

Siempre está abierto a la recepción de nuevos integrantes (puede sumarse cualquier jugador que tenga una discapacidad en el tren inferior y que pueda mover una silla de ruedas).

Los Pulpos tienen muchas ganas de jugar, de aprender y de divertirse. El entusiasmo es grande. Algunos han llegado a entrenar bajo la lluvia. Son una muestra de que no importa cuánto cueste, si hay ganas y actitud: ¡Se puede!