El 3ra línea de 24 años, habló sobre el motivo de su alejamiento de las canchas. Le va a dedicar más tiempo a lo profesional, se recibió de médico en diciembre y ahora su idea es hacer una residencia. Deberá rendir algunos exámenes de ingreso y luego si todo sale bien entraría a trabajar, que su objetivo primordial.

-¿Soñás con volver o ya lo ves lejano?
- Para un jugador siempre es difícil estar afuera de la cancha, por eso siempre uno trata de dejar la puerta semiabierta para volver. Pero la realidad es que la residencia es un sistema de formación profesional muy exigente que no me permitiría entrenar como se debe.

-Justo te agarra en un momento del club participa de un torneo nacionl muy duro y donde se necesita de los jugadores con experiencia. ¿Con qué sensación te vas después de estas dos fechas disputadas en el TDIB?
-Me voy con una sensación muy positiva. Hemos conseguido muy buenos resultados sin haber desarrollado todo nuestro potencial, creo que con el pasar de los partidos se ajustarán detalles y se vendrán mejores partidos, ajustando algunas cuestiones técnico/tácticas creo que tendremos un muy buen torneo.

-¿Qué te llevas de tantos años en Uni? 
-Me llevo los mejores recuerdos como jugador. Viajes, amigos, campeonatos, derrotas y sobre todo valores.